Florencia, una ciudad fascinante

100_6428

Me gustan Italia, el Italiano y los Italianos pero me gusta aun más Florencia. Esta ciudad me fascino nada más llegar a la estación de buses pronto por la mañana hace 4 años. Mi fascinación nunca se apago y incluso Roma, visitada hace pocos meses, no consiguió a hacerme olvidar la belleza de Florencia. Mientras estoy esperando volver ahí, te voy a presentar unas de las razones de mi fascinación.

El Corredor de Vasari

Empezamos por el porqué de mi viaje a Florencia (a eso, hay que sumarle el hecho de que una amiga mía vivía ahí. Era buena ocasion para una visita). Un día viendo un documental en la tele, me enteré de la existencia del Corredor de Vasari. Durante el Renacimiento, este pasaje secreto permitía a los Medicis de pasar del Palazzo Vecchio al Palacio Pitti, sin tener que salir a la calle para cruzar el Puente Vecchio, por miedo a los atentados. Desde las ventanas, podían observar tranquilamente la ciudad sin tomar ningún riesgo. Hasta se les habían construido una apertura en la nave de la iglesia Santa Felicita para que pudieran atender a la misa de incognito.

Y como soy como una niña cuando escucho la palabra “pasaje secreto”, entonces supe el día que vi el documental que un día iba a tener que visitar Florencia. Por desgracia, cuando fui el pasaje no está abierto al público 🙁 Hoy en día, se puede visitar pero solo en grupos pequeños y acompañados de un guía. Te dejo el link si te interesa.

La luz

Florencia es una ciudad magnética, que sea pronto por la mañana o más tarde durante la tarde, a cualquier hora, hay una magnifica luz que se desprende en las paredes, se refleja en el Arno y sublima los monumentos.

Florence/Florencia

Florence/Florencia

Florence/Florencia

Florence/Florencia

Florence/florencia

Un museo en aire libre

Pasearse por Florencia, es como estar dentro de un inmenso museo. Imposible levantar la cabeza sin que nuestros ojos se chocan con la Historia. Por cierto, su centro histórico está inscrito en el patrimonio de la Unesco. Se dice que ciertas personas no aguantan tanta belleza y saturan rápidamente. Esta extraña sensación tiene un nombre: el Sindroma de Stendhal o el Sindroma de Florencia. El escritor francés ha vivido este sindroma en la ciudad italiana.

Había llegado a ese punto de emoción en el que se encuentran las sensaciones celestes dadas por las Bellas Artes y los sentimientos apasionados. Saliendo de Santa Croce, me latía el corazón, la vida estaba agotada en mi, andaba con miedo a caerme”.

Roma, Napoles y Florencia, tome II, Stendhal, 1826

Por suerte, escapé a este sindroma 😉 y es con calma y con los ojos bien abiertos que descubrí los lugares los más emblemáticos de Florencia.

El Duomo o la catedral Santa Maria del Fiore: su cupula es la mas grande del mundo y marca el principio de la arquitectura del Renacimiento. La fachada es lo que más me fascino, todos estos colores de mármol blanco, verde y rosa, los innumerables detalles, los mosaicos, las esculturas… nunca me cansaron incluso después de haber pasado 3 veces por delante y haber sacado no sé cuantas fotos de esta dicha fachada. El exterior de la catedral me impresiono tanto que fui bastante decepcionada por el interior.

Florence/florencia

Florence/florencia

Florence/florencia

Florence/florencia

Florence/florencia

El Baptisterio San Juan: es aquí que todos los Florentinos estaban bautizados hasta el siglo XIX. Su fachada también lleva mármol blanco, rosa y verde y es sobre todo famoso por sus muy bellas puertas orneadas por bajos relieves.

Florence/florencia

Florence/florencia

Menos conocida, la Basílica Santa Maria Novella se merece también una pequeña visita. Está decorada por elementos típicos de las antiguas iglesias romanas de la ciudad, como, por ejemplo, el mármol de dos colores distintas.

Santa Maria Novella

La Basílica Santa Croce de estilo gótico permite descubrir numerosas obras del arte florentino.

Florence

El Palazzo Pitti, construido en el Otarno, fue residencia del que le dio su nombre antes de ser vendido a los Medicis. También sirvió de base política a Napoleón 1.

Florence

El Palazzo Vecchio, mi lugar favorito de Florencia. Me gusto observar su forma específica sentada en la Piazza della Signoria una pizza en la mano. Una réplica del David de Michel Angeló se encuentra en la plaza como Hercúles y Caco. Se ve también en la fachada numerosos escudos.

Florence

Florence

Florence

Palazzo Vecchio

Los Florentinos

Los habitantes de Florencia son otro atractivo de la ciudad, siempre sonrientes y dispuestos a ayudar, es muy fácil hablar con ellos. Incluso si no hablas italiano, es siempre posible de entenderse. Si necesitas ayuda, no dudes en pedírselo. Y cuando la noche cae, les podemos encontrar en los bares o las discotecas donde siempre hay buen ambiente.

La Galería Uffizi

La Galería degli Uffizi en italiano, es un palacio que abrita hoy en día un museo. Ahí, se admiran grandes obras italianas pero también de otros países europeos. No estoy el tipo de personas que visita los museos y tengo que decir que no me gusta mucho el arte clásico pero me encanto este museo. Pasé por lo menos 2 horas (lo que es mucho para mí) a descubrir sus obras y sobre todo me quedé sin voz en frente del Nacimiento de Venus de Botticelli. No sabía que este cuadro se encontraba en esta galería entonces, cuando entré en la sala donde esta, me encarceló literalmente.

 El Oltarno

La mayoría de los turistas se concentran en el centro histórico de Florencia y no salen de ahí pero hay un barrio que tiene también mucho encanto, es el Oltarno. Aquí, se puede levantar la cabeza para descubrir bonitas casas torres y entrar en numerosas tiendas de artesanos, lugares ideales para traer a casa un suvenir original. Porque el imán o la tasa I love Florence, cansan un poco…

Es en este barrio que se puede tener la vista de Florencia la más guapa desde la Piazzale Michelangelo. Desde los escalones, se disfruta de la vista desde arriba para descansar y sacar el máximo de fotos. Me encanto este lugar. Incluso si estaba petado de turistas, hay una cierta tranquilidad y la vista es realmente asombrosa.

Florence

Florence

Florence

Florence

Florence

Pues espero, que todo eso te habrá dado ganas de descubrir Florencia y tal vez, volver de ahí tan fascina que lo soy.

Hay ciudades como Florencia, pequeños pueblos toscanos o españoles, que llevan al viajero, le apoyan a cada paso y le dan un paso más ligero.

Carnets III, Camus, marzo 1951-diciembre 1959 (traducción libre desde el francés)

Si te ha gustado el articulo, pincha en este link para recibir la newsletter mensual (mira en tus spams!!!)

1 comentario

  1. […] Florencia, una ciudad fascinante […]

Deja un comentario