Couchsurfing VS Airbnb

Cuando me voy de viaje, una de mis preocupaciones principales es el alojamiento. Suelo irme con un presupuesto más que ajustado entonces imposible gastar inútilmente en una habitación lujosa de hotel, incluso si de vez en cuando, no sería tan mal. En general, mi elección se reduce a hostales baratos, albergues, Couchsurfing y alquiler de habitaciones vía AirBnb. Hoy, he decidido hablarte de mis dos preferidos que son también los que más uso.

Couchsurfing

Este servicio pone en relación particulares que ofrecen sus sofás, camas o suelos a desconocidos para que puedan dormir gratis pero también para hacerse nuevos amigos o practicar idiomas extranjeras.Couchsurfing

Para darse de alta en el sitio web, hace falta dar sus informaciones básicas. Como por ejemplo, nombre, apellidos, correo electrónico… y rellenar las secciones que aparecerán en tu perfil (quien eres, que te gusta hacer…). Es el momento de ser original! Y sobre todo, el momento de estar claro y explicitar bien tus expectativas, como anfitrión pero también como invitado. Es esencial definir qué tipo de personas te gusta conocer, si estás dispuesto/a a ensenar tu ciudad, si eres vegan, si te gusta llevar a tus invitados a fiestas… o cualquiera información que te podría ahorrar momentos inconfortables.

Después, si quieres estar alojado, tienes que seleccionar los hosts que te parecen más interesantes y con quien tienes puntos en común y enviarles una resquest PERSONALIZADA. Insisto en este punto porque, personalmente, estoy hartísima de los mensajes copiar/pegar impersonales y no estoy la única que les recibe 😉 Ahora que has hecho todo eso, solo te hace falta esperar la respuesta.

Si temes que no haya mucha seguridad, tranquilízate. La mayoría de la gente que está registrada en este sitio web, no suelen ser peligrosos psicópatas y el sistema de referencias es una buena manera de medir si la persona es “normal” o no, según mí. En efecto, a cada vez que acoges o estas acogido/a, puedes (tengo ganas de decir: tienes que) dejar un comentario positivo o negativo de la persona que acabas de conocer. Sin embargo, es cierto que nunca estamos a salvo de una mala sorpresa, entonces sea vigilante.

Las ventajas:

– para mi, el interés principal de esta red es conocer a locales. No hay nada mejor cuando visitas un país desconocido que poder conocer a locales con quien practicar el idioma, que te pueden ensenar la ciudad, hacerte descubrir nuevas bandas de música o autores de novelas, enseñarte a tocar la guitara y hablarte durante horas de su cultura.

– otro interés: que sea gratuito. Couchsurfing puede hacerte ahorrar bastante dinero sobre todo en ciertas ciudades como Paris o Nueva York donde los precios de hoteles están por las nubes.

Las desventajas:

– si estás alojado/a por alguien que te quiere llevar a conciertos, restaurantes… cuando no te gustan estas actividades, o que no tienes suficiente dinero o que estas cansado/a… puede ser un poco problemático

– en ciertos países, es complicado encontrar a hosts porque hay mucha demanda

– hay que checkear que las personas a cuales hablas no confunden este sitio web con un sitio web para encontrar pareja de una noche. A veces pasa…

– las dificultades, las primeras veces a sentirse bien en la casa de otra persona pero eso se hace rápidamente, sobre todo cuando el host es acogedor y sabe ponerte cómodo/a.

Airbnb

Aquí, particulares proponen alquilar sus habitaciones o sus pisos contra dinero. El importe varía mucho, se puede decir que hay para todos los gustos y todos los presupuestos: de la habitación esparciata lejos del centro de la ciudad al apartamento lujoso a dos pasos de la Tour Eiffel. Aquí, no hay la obligación de interactuar con la persona que recibes o que te recibe.Airbnb Logo

Para darse de alta, hace falta dar sus datos personales, su número de cuenta o su número de tarjeta de crédito, y describir tu alojamiento en el caso que quieras alquilar a alguien.

Después, para hacer tu pedida, tienes que entrar las fechas de tu estancia, el número de personas, el tipo de alquiler (habitación compartida, habitación privada, piso entero) y el presupuesto. Solo te hace falta elegir el alojamiento en función de las fotos, los servicios propuestos, la ubicación… Una vez que has elegido un piso/habitación, envías un correo al dueño y esperas que te diga si es posible hacer la reserva.

Las ventajas:

– es muy seguro. El número de teléfono, el correo electrónico, el DNI… pueden estar verificados por el sitio web que te garantiza cubrirte si la persona que alquila tu bien lo deteriora.

estas súper libre. No hay obligación acerca de tu host, no tienes que pasar tiempo con él, aprenderle algunas palabras de tu idioma… Al contrario de Couchsurfing, este servicio es totalmente mercantil.

– la variedad de los alojamientos propuestos es realmente muy buena y corresponde a todas las ganas y presupuestos.

– con este sistema, puedes economizar mucho en el presupuesto alojamiento pero también en el de la comida, ya que muchas personas ponen a disposición su cocina para los invitados.

Las desventajas:

– como para Couchsurfing, puede ser difícil estar en la casa de otra persona al principio

Personalmente, cuando viajo sola, prefiero optar para Couchsurfing, sobre todo si tengo ganas de descubrir la vida nocturna de un lugar. Y es súper agradable descubrir la ciudad con alguien que te puede presentar su historia, que te puede llevar a sitios que no son turísticos… Sin embargo, últimamente tuve algunas experiencias negativas. Por ejemplo, en Boston, un chico que paso solo 40 minutos conmigo cuando me quedé 2 días en su casa. Tuve la impresión de molestarle. U otro caso: fue alojada por una chica en Roma que me había acogida con el único objetivo de llevarme a todas las fiestas de Roma cuando volvía cansadísima de un road-trip, y que pasaba de mi una vez fuera de las fiestas. Pero Couchsurfing, es también el medio que me permitió conocer a algunos de mis buenos amigos, con quienes compartí momentos increíbles e imposibles de olvidar, con quien sigo en contacto…

Cuando tengo ganas de un viaje tranquilo sin tener la obligación de comunicar con mi host, sin tener que hacer actividades con él o ella, o que viajo con otra persona (por ejemplo, mi novio solo habla español entonces no es fácil para él comunicarse con un couchsurfer que no habla su idioma), prefiero Airbnb, es más libertad incluso si es verdad que el lado relacional del viaje se pierde. Para concluir, estos dos sistemas son muy interesantes y les alterno según mis necesidades y mis ganas.

Conoces estos dos programas? Les utilizas?

Si te ha gustado el articulo, pincha en este link para recibir la newsletter mensual (mira en tus spams!!!)

2 comentarios

  1. […] El alojamiento: hemos utilizado Couchsurfing o AirBnb. También, dormimos en unos moteles encontrado en el camino. Sin embargo, había echado un […]

  2. […] Couchsurfing es una grande idea para no tener miedo a viajar sin saber ingles porque los hosts que te alojaran, hablaran por lo menos un idioma que entiendes. Podrás hacer actividades con ellos y te podrán ayudar durante tu estancia. […]

Deja un comentario