bonsvoyagesetc@hotmail.com

Receta de Thai Tea a mi manera

Receta de Thai Tea a mi manera

Cuando viajaba por Tailandia, he sufrido de una verdadera adicción, durante casi 2 meses. No podía empezar mi día sin ir a comprar un Thai Tea a un vendedor ambulante. Sin embargo, m relación con esta bebida típica no empezó bien. A los 2 días de estar en Bangkok, cerca del Gran Palacio, veo un puesto que ofrece varias bebidas. Como había leído acerca del Thai Tea, decido tomarme uno. Me arrepiento justo después del primer sorbito. Luego, no sé muy bien ni porque ni como pero mi paladar se acostumbró a este sabor tan peculiar, que no puedo describir, y me volví adicta. Al volver de viaje, he buscado con desesperación el té que hace falta para prepararlo en toda España. Sin éxito. Se puede encontrar en Amazon, pero no me gusta comprar comida online… Luego, un día, en una calle de Madrid, cerca de mi banco, alguien tuvo la buena idea de abrir una tienda de comida tailandesa. Salí de allí saltando de alegría con el paquete en mis brazos. La receta de Thai Tea que te propongo aquí es un poco diferente que la original. La he modificado en función de mis gustos, de mi material y de mi presupuesto (me niego a pagar 1,50€ para una lata de leche evaporada que no aporta mucho a la receta en mi opinión). Si no te gusta el dulce, mejor que dejes la entrada aquí 😉 porque es una bebida muy muy muy dulce. 

Ingredientes para 1 vaso

  • 1 cucharada de té Thai Tea Mix
  • 1 taza de agua (40 cl)
  • 2 cucharitas de azúcar blanco
  • 2 cucharitas de leche condensada dulce
  • Hielos

La receta

  • Calienta 40 cl de agua
  • Añade 1 cucharada de té
  • Deja infusar según tus gustos. Yo lo dejo 5 minutos. 
  • Con la ayuda de un colador chino, vierte tu té en la taza en la cual lo vas a beber. Repite la operación hasta que las hojas hayan (casi) desaparecido. 
  • Añade 2 cucharitas de azúcar blanco. Remueve.
  • Añade 2 cucharitas de leche concentrado dulce. Remueve. 
  • Ahora, tienes 2 opciones. Poner tu té en la nevera o si andas con prisa, meterlo directamente en el congelador. 
  • Cuando alcanza la temperatura ideal para tí, añade unos hielos. 
  • Saborea

Sé que no es una bebida que va a gustar a todos pero te aconsejo probarla por lo menos una vez. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre